fbpx
07

DIC

4 momentos en una relación en los que tu cerebro está en lo correcto y tu corazón no

Alberto

Autor, Conferencista e Influencer en Redes Sociales

Personalidad de Medios, Autor, Conferencista e Influencer en Redes Sociales. Sus seguidores en las redes sociales superan la impresionante cifra de 2,6 millones, lo cual lo posiciona como el locutor de radio en español número uno en seguidores en todo Estados Unidos.

Poner de acuerdo lo que pensamos con lo que sentimos es casi imposible, pero definitivamente hay momentos en los que hay que entender que nuestro corazón se puede estar equivocando y nuestro cerebro podría tener la razón. Esos son momentos en los que si pensamos bien las cosas nos damos la cuenta que algo no está bien, más allá de lo que nuestros sentimientos nos puedan decir.

Quiero compartir contigo cuatro momentos dentro de una relación, en los que aquello que piensas es lo correcto y no lo que sientes.

– Cuando hay maltrato: En una relación en la que hay maltrato, más allá de lo que puedas sentir por esa persona, seguro estás pensando que es una situación que no mereces y en la que tu integridad corre peligro. Aquí es cuando el sentido común le debe ganar a los sentimientos y buscar salir de una situación que es totalmente negativa para ti.

– Cuando no te valoran: Una persona que no te valora te está demostrando claramente que no te ama, aunque tu sí lo hagas. En esta clase de relación, las múltiples ocasiones en las que eres menospreciada o en las que te demuestran que no te dan el valor que mereces va minando el sentimiento, hasta que empiezas a pensar que quizás no deberías estar en esa situación.

– Cuando tu opinión no es tomada en cuenta: Esta es una relación en la que constantemente estarás haciendo lo que dicta tu pareja. Nunca sentirás realmente que tienes libertad y eso es algo que tarde o temprano te llevará a evaluar la relación. Aunque sientas mucho amor, el desgaste te llevará a evaluar las cosas e irá llevando el amor a un segundo plano cuando debas tomar una decisión.

– Cuando no hay solidaridad: Se trata de esos momentos en los que necesitas y quieres el apoyo de tu pareja, pero casualmente nunca está disponible en esas situación. Esto es algo que te va a llevar también a valorar qué tanto vale la pena estar con esa persona, más allá del amor que puedas sentir. Es una oportunidad para escuchar más a tu cerebro que a tu corazón.

Obviamente nada de lo anterior es sencillo. Si lo fuera no habría tantas personas en medio de relaciones que no son positivas para ellas, porque los caminos del amor son intrincados y sinuosos. Pero recuerda que todo reto en el amor también puede convertirse en una oportunidad. En este caso, una oportunidad de entrenarte internamente para escuchar un poco más a la razón y no siempre al corazón.

¿En algún momento en tu relación pensaste que lo mejor era no seguir aunque estuvieses muy enamorada? Comparte tu experiencia conmigo aquí abajo.

Derecho de autor: ostill / 123RF Foto de archivo