15

NOV

4 momentos en los que tu suegra te saca de quicio

Alberto

Autor, Conferencista e Influencer en Redes Sociales

Personalidad de Medios, Autor, Conferencista e Influencer en Redes Sociales. Sus seguidores en las redes sociales superan la impresionante cifra de 2,6 millones, lo cual lo posiciona como el locutor de radio en español número uno en seguidores en todo Estados Unidos.

La relación con las suegras no suele ser sencilla, hay diferencias de edad, de conceptos e incluso hasta de cultura que complican la situación y que puedan llevar a hacerla «volátil». Si tu relación con tu suegra no es sencilla, no te sientas mal: no estás sola, ocurre con frecuencia y depende de ambas intentar solucionarla.

Hay momentos en los que simplemente puede sacarte de quicio y saber manejarlo es clave para llevar tu vida familiar de la mejor manera. La paciencia y priorizar tu familia por encima de cualquier cosa es lo más importante. Estos son 4 momentos en los que tu suegra pone a prueba tu tolerancia.

– Cuando intenta manipular: En muchas ocasiones, intentando buscar más atención de la que tiene, busca generar alguna situación en la que pueda manipular a su hijo. Es importante que lo converses, con mucha calma, con tu pareja, ya que le corresponde a él evitar que esto ocurra.

– Cuando se hace la víctima: A nadie le gusta una persona que se hace la víctima, mucho menos cuando esta persona es parte de nuestra familia. Cuando tu suegra trata de victimizarse es un momento en el que simplemente tienes que tomarlo con calma y eventualmente, si la situación se presenta, hacerle ver que la situación no es como la está viendo.

– Quejarse de todo: Las quejas incomodan y generan una situación de toxicidad. Es posible que tu suegra pueda quejarse de que no le dedican tiempo, de que no la incluyen en los planes o de que su opinión no es valorada. Esta simplemente es una forma de llamar la atención y si sabes que de eso se trata, simplemente debes tener la paciencia suficiente para escucharle.

– Usarte de árbitro: En muchas ocasiones tu suegra puede pretender usarte de árbitro de sus disputas con su hijo o incluso con tu propio suegro. Esta es una situación que es mejor evitar con la mayor elegancia e intentar no tomar partido.

Las relaciones familiares no son sencillas, pero con una cuota paciencia, otra de comprensión y una muy importante de priorizar a tu familia, podrás salir adelante.

¿Te enfrentaste a alguna situación como ésta? Comparte tu experiencia conmigo aquí abajo.

Derecho de autor: wavebreakmediamicro / 123RF Foto de archivo