12

MAR

4 formas en las que el orgullo le hace daño a tu relación

Alberto

Autor, Conferencista e Influencer en Redes Sociales

Personalidad de Medios, Autor, Conferencista e Influencer en Redes Sociales. Sus seguidores en las redes sociales superan la impresionante cifra de 2,6 millones, lo cual lo posiciona como el locutor de radio en español número uno en seguidores en todo Estados Unidos.

Los peores enemigos de tu relación están dentro de la pareja. Una de las cosas que más daño causa es el orgullo, porque acaba con tu relación sin que exista posibilidad de recuperarla. Las formas en las que el orgullo le hace daño a tu relación son muchas y causan un daño muy profundo.

La soberbia y la incapacidad para reconocer lo que haces mal es el peor veneno para la pareja. Las formas en las que el orgullo le hace daño a tu relación son muchas y aquí comparto contigo 4 de ellas.

Generando angustia: El orgullo genera ansiedad en una relación porque cuando uno de los dos toma todas las decisiones basado solo en lo que le hace bien a él y no a la relación, entonces causa una situación de mucha tensión. La angustia que genera no poder llegar a acuerdos hace mucho daño a la relación.

Destruyendo la confianza: ¿Cómo puedes confiar en alguien que actúa impulsado por su orgullo? Una persona cuyo único interés es pensar en sí mismo, en lugar de pensar en la relación y que solo busca sentirse bien, destruirá poco a poco y sin remedio la confianza de su pareja y su relación.

El orgullo acaba con cualquier relación

Limitando la comunicación: Cuando tratas de comunicarte con una persona orgullosa es como hablar con una pared. Es alguien que no entiende razones y que no le interesa tratar de ceder. El orgullo hace que las personas se queden fijas en su forma de pensar porque toman todo como un punto de honor y que no van a cambiar.

Impidiendo solucionar problemas: Si no existe confianza ni comunicación con una persona cómo se pueden solucionar los problemas que existen en una relación. El orgullo y la soberbia impiden que alguien pueda ceder y pensar en qué podría hacer mejor para que los problemas se resuelvan.

Cuando una persona basa sus decisiones personales, incluyendo las que tiene que tomar en su relación de pareja teniendo al orgullo como consejero estará haciendo mucho daño a su relación.

Foto: Archivo 123Rf.com