fbpx
10

NOV

16 Signos de que eres una persona emocionalmente inteligente

Alberto

Autor, Conferencista e Influencer en Redes Sociales

Personalidad de Medios, Autor, Conferencista e Influencer en Redes Sociales. Sus seguidores en las redes sociales superan la impresionante cifra de 2,6 millones, lo cual lo posiciona como el locutor de radio en español número uno en seguidores en todo Estados Unidos.

MujerInteligenteEmocionalMuchos de nosotros crecimos en hogares donde el sentimiento era una mala palabra. Las lágrimas eran infantiles, la ira era mala, y la vulnerabilidad no era para mostrarse. Pero cada vez más, nuestra cultura está empezando a comprender que hay valor en prestar atención a nuestros sentimientos. Las emociones solían ser consideradas molestas – signos de debilidad asociados con las hormonas e irracionalidad.

Pero ahora, incluso los presidentes de grandes compañías están reconociendo los beneficios de prestar atención al corazón, así como la cabeza. Personas emocionalmente inteligentes, tienen relaciones más sanas, manejan su estrés mejor, y son más felices en sus puestos de trabajo que aquellos de nosotros que somos menos emocionalmente inteligentes. ¿No estás seguro de cuál es tu situación?

Aquí hay 14 signos de que podrías tener un impresionante CE (Cociente Emocional).

1. Sabes la diferencia entre un pensamiento y un sentimiento.
Sabes que los pensamientos se forman como frases u oraciones en tu mente (por ejemplo, yo no soy lo suficientemente bueno) y los sentimientos se forman como sensaciones en tu cuerpo (como el desamor, exasperación, ansiedad). Y sabes que ambos, pensamientos y sentimientos van y vienen -no tienes que hacer nada con ellos, pero reconocerlos con atención y compasión.

2. Tienes un vocabulario emocional fuerte.
Sabes que hay más de una descripción de tu experiencia de «triste», por ejemplo. Tal vez estás decepcionado. O estás desesperado. O estás de duelo. Sabes cuando te sientes irritable o baja, y sabes cuando te sientes vacía.

3. No tienes miedo de tus propios sentimientos, incluso las más difíciles.
Haces espacio para ellos en lugar de evitarlos o adormecerte ellos.

4. No tienes miedo de los sentimientos de los demás, incluso las más difíciles.
Crea un espacio seguro para que puedan ser expresados ​​en lugar de cambiar el tema o buscar una excusa para salirte de ello.

5. No eres reactivo.
Aunque eres consciente de que estás sintiendo algo, reaccionas intencionalmente y no por instinto (por ejemplo no juras o rompes cosas).

6. Tienes empatía por los demás.
Puede imaginar y comprender los sentimientos que te hayan comunicado.

7. Estás en contacto con las sensaciones corporales que experimentas en respuesta a la emoción.
Reconoces sentimientos como la culpa, la ansiedad, la angustia y el dolor en tu cuerpo.

Sigue leyendo aquí