fbpx
19

NOV

15 cosas que debes dejar de hacer después de los 30

Alberto

Autor, Conferencista e Influencer en Redes Sociales

Personalidad de Medios, Autor, Conferencista e Influencer en Redes Sociales. Sus seguidores en las redes sociales superan la impresionante cifra de 2,6 millones, lo cual lo posiciona como el locutor de radio en español número uno en seguidores en todo Estados Unidos.

MujerSentada1A determinada edad, una ya no está para algunos trotes. No se trata de enclaustrarse ni de dejar de pasarlo bien, obviamente no, pero después de los 30 tenemos el derecho (y también la obligación) a procurarnos ciertos lujos, cierto orden cotidiano, cierto grado de dignidad.

Ya tuvimos los veintes para cometer errores y revolcarnos en ellos, para jugar beer pong y beber malos vinos. Ahora es tiempo de trabajar para de celebrar la propia independencia, de actuar con un poco sensatez (sólo un poco). La edad adulta está aquí. Por eso, éstas son las cosas que hay que dejar de hacer cuando los veintitantos quedaron atrás.

1. Vivir con tus padres
Debiste dejar de hacerlo durante los veintes. Si ya llegaste a los 30, múdate inmediatamente. ¡Necesitas tu propio espacio!

2. Saltar de un empleo a otro
No se trata de quedarse en un empleo horrendo, sino de encontrar qué te gusta hacer y conseguir que te paguen por ello. Así dejarás de tener trabajos de dos semanas. Hora de construir un futuro.

3. Beber vinos baratos y cenar en malos restaurantes
El punto anterior es importante no sólo por estatus y dignidad, sino porque necesitas algo más estable que te permita pagarte una buena cena, un buen viaje, una buena botella de vino. Se trata de administrarse: ahorra, organízate y gasta en lo que te gusta.

4. Pelearte con tus padres por tonterías
Hay que ser tolerantes. El truco consiste un poco en darles por su lado, evitar discusiones y aprovechar con ellos el mayor tiempo posible. No esperes que entiendan la vida como lo haces tú. Trata de entenderlos y disfruta.

5. Comer comida rápida tan seguido
Mereces una buena alimentación. No es que debas prohibirte alimentos para siempre, sino que dejes de pecar todos los días, como parte de tu dieta diaria.

6. Buscar excusas para no hacer ejercicio
Habrás notado que el cuerpo ya no es como a los 20, que cuesta más trabajo mantener la línea y bajar los kilos que subiste. Así que aplícate con el ejercicio. Es la única forma de seguir comiendo manjares sin terminar convertida en pelota.

7. Irte a la cama sin quitarte el maquillaje
Prohibidísimo: ya te hemos explicado las cosas terribles que pasan cuando te saltas tu rutina de belleza. No te arriesgues. ¡Cuida tu piel!

Sigue leyendo aquí