fbpx
08

DIC

10 señales de que te estás volviendo igual a tu madre

Alberto

Autor, Conferencista e Influencer en Redes Sociales

Personalidad de Medios, Autor, Conferencista e Influencer en Redes Sociales. Sus seguidores en las redes sociales superan la impresionante cifra de 2,6 millones, lo cual lo posiciona como el locutor de radio en español número uno en seguidores en todo Estados Unidos.

MadreHija4Cuando tienes 5 años, tu madre es tu heroína; cuando tienes 15, tu madre es tu peor enemigo y cuando tienes 25, un buen día te escuchas decir: «Cierra la puerta, ¿o crees que vivimos en una tienda de campaña?» y allí te das cuenta que eres igual a tu madre. Si pensaste que nunca sucedería, pero ahora lo estás pensando seriamente, lo mejor será que le eches un vistazo a estas 10 señales de que te estás volviendo igual a tu madre. ¡No puede ser!

#1 Le dices a la gente cuán diferente era tal cosa en tu juventud
Si comienzas a pensar que todo tiempo pasado fue mejor y que en tu adolescencia o niñez había otros valores, puedes declararte bienvenida al mundo de parecerte a tu madre. ¡Salud!

#2 Ves a una pareja joven y piensas cosas raras
Pasas por una cafetería y ves a una pareja de adolescentes besándose.Tu comentario sería algo así como: «Mi Dios, estos chicos no tienen más de 14, y ella, ¿qué está usando?, ¿dónde están los padres de esta chica? No sé a donde va a llegar nuestra sociedad». ¿Te suena familiar?

#3 Tu bolso tiene todo lo necesario
Si un buen día te das cuenta que tienes todo lo que podrías llegar a necesitar en el bolso, medicamentos, una botella de agua, algo por si tienes ganas de comer, bolígrafos por si hay algo que anotar, otro juego de llaves por si pasa algo, de todo, entonces eres igual a tu madre.

#4 Hay una estrecha conexión entre tu estado de ánimo y la limpieza de tu casa
¿Recuerdas cuando vivías con tus padres de niña y adolescente? ¿Crees que alguna vez te preocupaste por cómo estaba la pileta de la cocina? ¡Por supuesto que no! Sin embargo, si hoy llegas a casa y la encuentras llena de platos sucios, ¿te arruina el día? ¡Lo siento, eres igual a una madre!

#5 Tienes las mismas opiniones sobre la crianza de los niños
¿Recuerdas cuando tu madre te aplicó un correctivo o te prohibió algo y pensaste que nunca le harías algo así a tus hijos? Bueno, hoy en día piensas que harías exactamente lo mismo que tu madre cuando vez a los hijos de tus amigas o de tu hermana. ¡Suerte con eso!

Lee las 5 señales restantes aquí