fbpx
11

FEB

10 maneras en las que estás le siendo infiel a tu pareja y ni siquiera lo sabes

Alberto

Autor, Conferencista e Influencer en Redes Sociales

Personalidad de Medios, Autor, Conferencista e Influencer en Redes Sociales. Sus seguidores en las redes sociales superan la impresionante cifra de 2,6 millones, lo cual lo posiciona como el locutor de radio en español número uno en seguidores en todo Estados Unidos.

ParejaBN1Tomado de: familias.com

Tener una aventura es algo que nunca te ha pasado por la mente ¿verdad? Es algo que simplemente jamás harías, nunca le serías infiel porque amas a tu cónyuge. Aun así, puede ser que no estés consciente de otras maneras en las que le podrías estar siendo infiel. Si estas acciones continúan, puede que te encuentres en la pendiente resbaladiza que conduce al triste acto del engaño, ese que no tenías intención que cometer y que no querías en tu vida.

La infidelidad por lo general entra por la puerta trasera, (por donde menos te lo esperas) disfrazándose como una diversión inofensiva o comportamientos inocentes. Si quieres que tu matrimonio perdure y reboce de felicidad, te recomiendo que revises esta lista para saber si eres culpable de alguno de estos comportamientos de los infieles y cambies, si es necesario, para evitar problemas.

1. Coquetear.
Tener un poco de diversión «sana» en la oficina con un compañero de trabajo no puede ser tan malo, ¿cierto? Después de todo, coquetear es divertido. Debes evitar este tipo de racionamiento como si fuera la peste. El coqueteo es peligroso. Si alguien galantea contigo, ignórale o hazle saber qué no te prestarás a ese tipo de «juegos». ¿Qué se considera como coquetear? Una de las explicaciones dice que: «Es la insinuación sexual o romántica de una persona a otra, el uso de juego de palabras sugestivas o indirectas indicando que se tiene un interés de índole sexual. Esto puede ser logrado mediante la comunicación de un doble sentido o la ironía… el lenguaje corporal puede incluir arreglarse/tocarse el cabello, el contacto visual, tocar a la persona, etc.» Las personas casadas no deben participar en este tipo de comportamiento con ninguna otra persona que no sea su cónyuge. Esta es una forma de la infidelidad que no conduce a nada bueno. La persona con la que estás coqueteando solo «como juego» puede tomarlo como una invitación para «algo más» o para comenzar alguna relación que no tenías planeada.

2. Confiar demasiado en alguien del sexo opuesto.
Cuando expresas tus problemas y pensamientos más íntimos con alguien del sexo opuesto, te estás poniendo en una posición vulnerable. Este acto puede parecer inofensivo; después de todo, solo necesitas desahogarte un poco. Pero si tienes un problema, o alguna frustración, háblalo con tu cónyuge primero. Él/Ella debe ser siempre tu apoyo y tu consuelo. Si ya lo hiciste y aún necesitas hablar del tema con alguien más, intenta con un líder eclesiástico, un sacerdote o un terapeuta. No con alguien que pueda considerar tu plática como una invitación a la intimidad. Incluso si solo querías abrir tu corazón, muchas veces termina de una manera muy diferente.

Sigue leyendo aquí