fbpx
22

OCT

10 cosas que los hombres consideran sexys en ti y no lo sabías

Alberto

Autor, Conferencista e Influencer en Redes Sociales

Personalidad de Medios, Autor, Conferencista e Influencer en Redes Sociales. Sus seguidores en las redes sociales superan la impresionante cifra de 2,6 millones, lo cual lo posiciona como el locutor de radio en español número uno en seguidores en todo Estados Unidos.

MujerLentes1Grandes pechos, labios voluptuosos o una cola bien parada pueden resultar evidentemente sensuales para los hombres. Pero no de sólo eso viven sus miradas, sino también de tantas otras cosas que igualmente consideran llamativas.

Estas son las 10 cosas que ellos ven sexys en ti y no lo sabías.

#10 Gafas de lectura
Los hombres pueden encontrar muy sexys a las chicas que ocasionalmente usan anteojos de lectura. Particularmente, si lleva el cabello recogido en una coleta con un estilo aniñado e intelectual.

#9 Confianza en sí misma
Para algunos hombres, la confianza en sí misma de una mujer es un rasgo extremadamente sexy. Su forma de hablar, en que se desenvuelve con un muchacho, o cómo juega con él es un papel muy importante a la hora de llamarles la atención.

#8 Tu lado aventurero y divertido
A ellos les encantan las chicas que aman divertirse. Contrario a las mujeres tensas y tímidas, las prefieren aventureras.

#7 Tus miradas
Cuando una mujer se siente atraída por un hombre, y le dirige un par de miradas, al principio les resulta interesante, pero si no existe ningún avance, pierden el interés. Adoran cuando una mujer los mira de la manera correcta, seduciéndolo con sus ojos.

#6 Tu inteligencia
Cuando una mujer demuestra que es inteligente, ellos la consideran realmente sexy. Siempre y cuando no haga alarde de su inteligencia, y terminando con el prototipo de que los hombres las prefieren tontas.

#5 Una correa entre tus pechos
A que no sabías que llevar una correa entre tus pechos, como un bolso, a ellos les parece algo tan sexy. Deja de llevar tu cartera sobre el hombro, y comienza a cruzarla, pasando el lazo por tu pecho, verás cómo comienzas a robar miradas.

Sigue leyendo aquí