Blog

06

Jan

Una relación en la que sufres, no es amor. Aquí tienes 3 razones

Hay una concepción errada de que supuestamente el amor es sinónimo de sufrimiento. No quiere decir esto que en el amor sea todo perfecto, porque en sí mismo tiene muchos matices, sin embargo no podemos considerar que una relación en la que estás sufriendo, estás triste o te sientes disminuida se trata de amor… porque definitivamente no es así.

Voy a compartir contigo 3 razones para ayudarte a comprender que ese tipo de relaciones, independientemente de lo que pienses o lo que te diga la otra persona, no están basadas en el amor.

Porque el amor te ayuda a sentirte bien contigo misma: Cuando una persona te ama realmente genera un ambiente en el que te sientes bien contigo misma. Si estás sufriendo, sintiéndote mal o siendo disminuida, es imposible que puedas vivir una relación basada en el amor.

Porque el amor solo puede vivirse a partir del bienestar: Pueden haber múltiples situaciones en las que amar a alguien te genere sufrimiento, por ejemplo si esa persona cae enferma, pero nunca es posible que una relación amorosa parta del sufrimiento. No puede ser para ti traumático algo que más bien debería generarte felicidad.

Porque el amor nos hace crecer como personas: Una relación basada en el amor nos hace crecer, como esa sensación que nos genera el amor nos permite ser solidarios, comprensivos, cariñosos, entre muchas otras cosas que nos hacen mejores. Si estás sufriendo, triste o simplemente pasando un mal momento por una relación, estarás más inclinada a no querer pensar en el beneficio de otras personas, sino más bien a protegerte y encerrarte emocionalmente.

Una relación de pareja tiene altos y bajos, momentos buenos y malos, pero no es sano ni positivo que una relación de pareja siempre esté en momentos bajos o que sean duros para quienes la componen.

¿Viviste alguna relación que te hizo sufrir? ¿Cómo saliste de ella? Comparte tu experiencia conmigo aquí abajo.

Derecho de autor: nd3000 / 123RF Foto de archivo