03

ABR

Una experiencia cercana a la muerte lo llevó a perder más de 160 kilos

Redacción AlbertoSardiñas.com

Somos el equipo de AlbertoSardinas.com. Junto con Alberto investigamos sobre los temas que más te interesan para presentarlos de una manera directa y simple, adecuada para que sean fáciles de comprender y rápidos de leer.

Las experiencias más duras son las que más nos enseñan. Es el caso de Tony Bussey, quien tras una experiencia cercana a la muerte encontró la motivación para iniciar el camino a perder más de 320 libras (alrededor de 160 kilos).

En mayo de 2016 Tony se encontraba en su hogar en Fort McMurray en Alberta, Canadá. Para esa época él pesaba alrededor de 567 libras (unos 283 kilos), lo que lo llevó a necesitar dos asientos de avión cuando evacuaron cerca de 90.000 personas de la zona debido a fuertes incendios.

Para Tony esta situación fue una oportunidad para abrir los ojos. “No dejaba de pensar: ‘aquí está la esposa de alguien, el esposo de alguien, algún miembro de una familia esperando por su madre, padre o algún ser querido y ellos tienen que esperar más tiempo, porque nadie puede sentarse a mi lado. Eso tuvo un profundo efecto en mi”, le dijo a CBC News.

Tras esta experiencia él empezó su cambio desde el primer día. En el hotel donde estuvo tras la evacuación pidió vegetales y le quitó la piel a su pollo. Luego empezó a caminar y progresivamente aumentó el tiempo que dedicaba al ejercicio, además inició una dieta baja en carbohidratos y alta en proteínas.

“Hace dos años casi no podía caminar hasta mi carro y casi no cabía en él”, explica Tony, quien ahora planea correr un maratón. “Todo el fuego, la destrucción y todo el infierno que desató. Salvó mi vida”.

¿Qué te parece la historia de Tony? ¿Te inspiró? Comparte conmigo tu opinión en los comentarios de este artículo.

Derecho de autor: andreypopov / 123RF Foto de archivo