Blog

14

FEB

Cómo silenciar tus pensamientos negativos

Por Edith Gomez.- Los pensamientos de motivación nos ayudan a tener buen estado de ánimo, sentirnos bien con nosotros mismos y darnos fortaleza para continuar luchando por nuestros sueños. Lo contrario a ellos son los pensamientos negativos, los cuales pueden ser dañinos para la salud emocional de cualquier persona.

Lo peor de estos pensamientos es que pueden instalarse en la mente hasta influir en todas las decisiones que un individuo pueda tomar en su vida cotidiana y convertirse en una rutina perjudicial de la que puede ser difícil liberarse si no se detiene a tiempo.

Las personas que se han sentido atacadas por sus propios pensamientos negativos sufren mucho, ya que mientras más se esfuerzan en sacarlos de sus vidas, más presentes están y son un verdadero malestar en la vida diaria.

Un pensamiento negativo puede tener la fuerza de hacer que un individuo experimente emociones incómodas en cualquier momento del día o la noche, tome decisiones poco acertadas y, a manera de consecuencia, sus comportamientos también serán erráticos.

Si estás padeciendo este tipo de situación, y ya los pensamientos negativos han provocado suficiente dolor en tu vida, por lo que ahora deseas cambiar toda esa realidad, entonces toma un lápiz y apunta los siguientes consejos que compartiremos contigo para que logres silenciarlos definitivamente.

Consejos para silenciar pensamientos negativos

1-No evadirlos: ya que este es uno de los primeros impulsos que ejecutan quienes sienten que los pensamientos negativos han comenzado a invadir su mente. Pero, mientras más fuerza inviertan tratando de evadirlos, más presentes estarán. En este caso, lo que mejor conviene es escuchar esos pensamientos, para poder identificarlos y tomar acciones. Préstate atención cada vez que venga a tu mente uno de estos pensamientos.

2-Reflexiona sobre ellos: una vez más, te recordamos que lo más idóneo no es tratar de lanzarlos a un rincón en nuestra mente, sino que, una vez que los has escuchado e identificado, los recuerdes antes de dormir. Por ejemplo: “hoy iba camino al trabajo, debía entregar un proyecto importante y mi mente no se detenía en repetir que no lograría impresionar a mis jefes”. Cuando inicias el ejercicio reflexivo te darás cuenta que tus pensamientos negativos te envían un mensaje para que tú creas que no cuentas con suficiente preparación o habilidades para hacer un buen trabajo.

3-Responde como lo haría un amigo: al saber que te sientes mal tras haber pensado algo negativo. Si ya has detectado que el mensaje que llega de estos pensamientos es que no cuentas con suficiente capacidad para sobresalir, entonces piensa lo que un buen amigo te respondería si le cuentas. Tal vez te diría: “no tienes razón, tus capacidades te han llevado justamente al lugar en el que te encuentras, y por eso te ha tocado presentarte ante tus jefes con este importante proyecto”.

4-Sustitúyelo por otro pensamiento: que sea positivo. Si en el ejemplo anterior has pensado algo como: “no cuento con suficientes capacidades”, cambia ese pensamiento por: “soy una persona capaz de lograr todo cuanto me proponga en la vida”. Así, con todos los pensamientos negativos que se presenten, los escuchas, los identificas, reflexionas sobre ellos, y los sustituyes de inmediato por uno que sea positivo o motivante. De esta forma, no sólo los estarás silenciando, sino que además estarás atrayendo a tu vida buenos mensajes para tener un comportamiento orientado al éxito y al logro de todo cuanto deseas.

5-Ten gratitud: cuando son los pensamientos negativos los que se quieren instalar en nuestras vidas, los podemos mantener a raya expresando agradecimiento por todo lo que tenemos, y que muchas veces no notamos. Tener una actitud de agradecimiento nos ayuda a sentirnos bien y ver las cosas buenas en lugar de enfocarnos en las carencias. Si no te viene a la mente todo lo bueno que te rodea, o no lo has visto aún, entonces siéntate, toma nuevamente un papel y comienza a dar gracias por el techo bajo el que te encuentras, el oxígeno que llena tus pulmones, las personas que te aman y están a tu alrededor, entre otras. Si tomas un momento para pensar sobre esto, te darás cuenta que aparecerán muchas más cosas de las que imaginas.

6-Realiza visualizaciones positivas: imagina tu vida en el lugar en el que deseas estar y enfócate en ello. Entre eso que deseas y lo que estás viviendo, sólo hay un paso. Pues, todo depende de la actitud que asumas, y de que finalmente consciente de que la responsabilidad al final recae totalmente sobre tus hombros. Cuando un pensamiento negativo aparece, empieza a visualizar tu vida de manera contraria a lo que ha venido a tu mente. Si pensaste que te caerías por las escaleras cuando subías a la oficina de tu jefe para pedir un aumento, entonces visualízate subiendo de la manera más esplendorosa que pueda existir y mírate solicitando un aumento y consiguiéndolo. Si piensas que no saldrán tus palabras durante un discurso o presentación que tengas pendiente, entonces visualízate dando un discurso fluido e impresionando a todos los asistentes. De este modo, estarás programando tu mente a que actúe de esa manera que deseas.

7-Drena la energía: que tienes de más en tu cuerpo y que te hace sentir ansiedad. Medita, haz yoga, sal de casa y ve a dar un paseo, ve a correr, o dedícate a cualquiera de las actividades físicas que prefieras y toma ese espacio para que toda la ansiedad salga de tu cuerpo y tu mente se sienta despejada.

Lo peor que puedes hacer es hacer el papel de víctima y creer que todo conspira para que las cosas te salgan mal. Es cierto que todos podemos tener un pensamiento negativo en algunos momentos de nuestras vidas. El punto es que no podemos permitir que estos se integren a nuestra cotidianidad.

Asume tu responsabilidad y toma la decisión de empezar a brillar desde este momento, orientándote hacia el éxito y sobre todo, teniendo control sobre tu mente y aprendiendo a silenciar tus pensamientos negativos.

Edith Gómez es editora en Gananci, apasionada del marketing digital, especializada en comunicación online. Se niega a irse a la cama cada noche sin haber aprendido algo nuevo. Le inquietan las ideas de negocio y, más aún, aportar una mirada creativa al pequeño mundo en el que vivimos. Puedes seguirla en Twitter: @edigomben

Derecho de autor: conejota / 123RF Foto de archivo