Blog

09

FEB

Las hermosas enseñanzas que nos deja el Bebé Gerber con Síndrome de Down

En estos días se ha hecho viral la foto del bebé Lucas Warren que fue nombrado como Bebé Gerber. Lo particular de Lucas es que es el primer niño con Síndrome de Down que es nombrado por la marca de alimentos para ser su imagen, una iniciativa que conmovió a muchos y que demostró que en el mundo la inclusión tiene muchos más adeptos que la exclusión.

Es imposible resistirse a la alegría, inocencia y paz que transmite este pequeño bebé, ajeno a todo lo que ha desatado a través de redes sociales. En una demostración de que este también puede ser un vehículo para cosas positivas.

Este hecho, que puede parecer algo banal, nos deja hermosas enseñanzas a todos que podemos poner en práctica. ¿Qué podemos aprender de Lucas?

Que la inclusión es el camino: Alrededor del mundo se ha celebrado que sea un niño con Síndrome de Down el elegido, dando esto un premio a quienes han luchado por años con la inclusión, la igualdad y la unificación. Así como lo celebramos en este caso, nos damos que aquellos que quieren dejar las diferencias atrás y unirse son muchos más que los que no.

Que la alegría abre muchas puertas: Lo que capturó a todos fue la sonrisa de este pequeño bebé. Quizás sin saberlo fue su alegría lo que le abrió las puertas, quedando demostrado que nuestra actitud muchas veces puede ser la diferencia entre alcanzar algo o no. El mejor aprendizaje que nos deja Lucas es que con una sonrisa es más probable que logremos lo que nos proponemos.

Que no debemos coartar los sueños de quienes sueñan: Puede ser que alguien le haya dicho a los padres de Lucas que no tenía sentido postular a su hijo para esto. Ellos lo hicieron, desconocemos con qué expectativas, y lograron algo que podría ser su sueño. Por ello otro aprendizaje es nunca tratar de evitar que las personas sueñen y vayan tras esos sueños, por muy descabellados que nos parezcan.

La inspiración puede llegarnos de muchos lugares, incluso alguien como xxx puede ser una fuente de inspiración sin ni siquiera ser consciente de ello. Una demostración de que si queremos alcanzar algo nuestra actitud puede ayudarnos a intentarlo y estar más cerca de lograrlo, que si simplemente no nos creemos capaces.

¿Qué te pareció esta historia? ¿Te inspiró? Comparte conmigo tu opinión en los comentarios.

Derecho de autor: dtatiana / 123RF Foto de archivo