Blog

23

Jul

La reconciliación, un método único

ParejaTriste3Tomado de: solonosotras.com

Peleas vienen y van, nunca una relación es tan perfecta, siempre hay haber tropiezos, lo que cuenta es que tengamos la sabiduría y madurez para salir adelante.

Nos cuesta pedir perdón cuando se cree que la culpa no ha sido nuestra. El enfado tras la discusión y el orgullo no facilitan ese paso. A veces no somos conscientes del dolor causado o creemos que la otra parte exagera.

A veces no nos han enseñado a hacerlo o denota una clara falta de compasión, arrepentimiento o empatía. Y al mismo tiempo, a veces también nos cuesta mucho perdonar. ¿Por qué?

Nos cuesta perdonar cuando ha sucedido lo mismo muchas otras veces o lo que nos han dicho o hecho no estoy dispuesto a perdonarlo. Quizás no hay que perdonarlo todo. A veces perdonamos en el momento, otras es cuestión de tiempo, hay que dar ese lapso para el perdón y facilitarlo con arrepentimiento e intención de enmienda.

Es bueno dar un tiempo a que el enfado se pase, no ser orgullosa y no dejar que un malentendido o desacuerdo ponga en duda una relación con otras muchas cosas buenas.

Sigue leyendo aquí

Derecho de autor: wavebreakmediamicro / 123RF Foto de archivo