29

DIC

La infidelidad envejece (y otros eventos que te hacen envejecer)

Alberto

Autor, Conferencista e Influencer en Redes Sociales

Personalidad de Medios, Autor, Conferencista e Influencer en Redes Sociales. Sus seguidores en las redes sociales superan la impresionante cifra de 2,6 millones, lo cual lo posiciona como el locutor de radio en español número uno en seguidores en todo Estados Unidos.

Las situaciones más duras de la vida afectan nuestro organismo, lo pueden llegar a afectar de tal forma que incluso nos pueden hacer envejecer. De acuerdo a un estudio que realizó la Universidad de Wisconsin encontraron que incluso el envejecimiento cerebral causado por alguno de estos eventos puede llegar a los 4 años.

Para el estudio los investigadores usaron 1300 personas con edades comprendidas entre los 50 y los 60 años. A estas personas les pidió información acerca de los eventos traumáticos que vivieron y luego le pidió realizar algunas pruebas, lo que encontró es que mientras más eventos traumáticos habían vivido, peor era su memoria y su capacidad cognitiva.

De acuerdo a los expertos estos eventos traumáticos son los que más nos afectan y nos demuestran que la expresión “me está quitando años de vida”, es totalmente real.

1. Un fracaso académico.

2. Que uno de los padres pierda su empleo.

3. Alcoholismo o uso de drogas de un padre.

4. Ser despedido del trabajo.

5. La muerte de un padre o de la pareja.

6. El divorcio de los padres.

7. La muerte de un hijo.

8. Sufrir una infidelidad.

9. Perder su hogar.

10. Ser abusado física o sexualmente.

Cualquiera de estos eventos potencialmente puede marcarnos de por vida y por ello su efecto causa nuestro envejecimiento, no solo físicamente sino a nivel cerebral primordialmente.

Estos eventos afectan nuestra memoria, por ello comparto contigo en este video algunos alimentos que te ayudarán a mejorarla.

¿Viviste alguna situación como esta? ¿Cómo afectó tu vida? Comparte conmigo tu opinión en los comentarios.

Derecho de autor: karynache / 123RF Foto de archivo