Blog

09

Jan

La conmovedora carta de esta joven que falleció de cáncer te hará valorar tu vida

Hay historias que nos hacen valorar lo que tenemos en la vida. Es el caso de esta joven de 27 años cuya historia se hizo viral luego de fallecer por un cáncer. Holly Butcher escribió una carta para que fuera publicada una vez falleciera y a través de sus sentidas palabras, recibimos una grandiosa lección para valorar cada momento que vivimos.

Holly luchó durante más de un año con un cáncer de hueso, que acabó con su vida el pasado 3 de enero.

Esta fue la carta que ella escribio y que tiene más de 100.000 reacciones en su perfil en Facebook.

Holly inicia diciendo algo que pocos nos hemos tomado el tiempo de pensar. “Es extraño darte cuenta y aceptar tu mortalidad a los 26 años”, porque definitivamente a esa edad y mucho tiempo después no pensamos en la muerte como algo cercano o factible.

“Eso es lo que pasa con la vida, es frágil, preciosa, impredecible y cada día es un regalo, no un derecho”, asegura y agrega “Tengo 27 ahora. No quiero irme. Soy feliz. Se lo debo a mis seres queridos. Pero el control está fuera de mis manos”.

Más adelante escribe algo sumamente valioso. “Solo quiero que la gente deje de preocuparse tanto por las cosas pequeñas e insignificantes que causan estrés en la vida y traten de recordar que todos tenemos el mismo destino y después de eso hacer que tu tiempo sea valioso y grandioso”.

“En esos momentos en los te quejas por cosas ridículas… solo piensa en quien realmente está enfrentando un problema”, dice más adelante. “Agradece tus pequeños problemas y sigue adelante”, nos aconseja.

Holly asegura que vivió una vida, pero nos pide que no nos concentremos solo en eso. “Recuerda que hay muchos más aspectos que la buena salud y tu cuerpo físico. Trabaja en encontrar tu felicidad mental, espiritual y emocional”.

“Da, da, da. Es cierto que tu ganas más felicidad haciendo cosas por otros que por ti mismo”, nos recuerda.

También nos pide que “valoremos el tiempo de los demás. No dejes a la gente esperando y está a tiempo”, algo que muchas veces dejamos pasar por alto.

Casi al final nos deja un poderoso recordatorio: “Si algo te está haciendo miserable tienes el poder para cambiarlo”.

Cierra con una despedida “hasta que nos veamos de nuevo”, no sin antes hacer una importante petición para que donemos sangre.

¿Qué te ha parecido esta carta? ¿Encontraste algo para valorar tras leer fragmentos de ella? Comparte tu opinión conmigo en los comentarios.

Derecho de autor: taina / 123RF Foto de archivo