Blog

25

Oct

Habla la ciencia: No es grave que tu pareja y tú tengan diferentes niveles de deseo sexual

Una de las grandes dificultades que afrontan las parejas en los tiempos modernos es sincronizar los momentos en los que desean tener intimidad. Con tantas ocupaciones, el cansancio, la rutina y uno que otro desencuentro podría obligarlos a tratar de hacer un calendario para no descuidar el sexo.

Otra cosa que afecta una relación es cuando no logran ponerse de acuerdo acerca de cuándo tener relaciones.

Robin Milhausen un investigador de la Universidad de Guelph en Canadá explica que primero se debe tratar de entender todo lo que involucra el deseo sexual. De acuerdo a Milhausen hay cerca de 115 factores relacionados con los niveles de deseo, que van desde los hormonales, hasta cosas como la educación, la actitud de tus padres hacía el sexo, tu religión o tu historial étnico. Así de complejo es.

Trina E. Read, una sexóloga de Calgary, explica que esta situación puede llevar a la pareja a un ciclo de discusión. “La persona que quiere tener sexo y se siente que no es deseada dirá algo que hará sentir a la otra persona culpable o apenada”, le explicó Read a Best Health Magazine.

Por su parte Milhausen explica que el rechazo no se debe tomar como algo personal. Mientras Read explica que se empieza a sentir que la persona que no quiere tener sexo está en control y la otra es la víctima. “Esto es un patrón emocional negativo”, señala.

La solución, para Milhausen, está en el libro de Laura Corn The Great American Sex Diet. Las parejas deben compartir la responsabilidad y planificar encuentros sexuales regularmente.

De esta forma el hombre estará contento porque recibirá más sexo que antes y la mujer se sentirá emocionada porque su pareja estará tomando la iniciativa, explica Milhausen, que agrega que esto rompe con la rutina lo que le da una nueva energía a la pareja. Lo importante es entender que el deseo sexual es algo mucho más complejo que un interruptor que se enciende o se apaga.

Milhausen da un ejemplo que aclara todo mucho mejor: “¿Cuántas veces una pareja se pone de acuerdo para comer lo mismo?”. Entonces simplemente no debemos asumir que el deseo sexual estará sincronizado, explica.

Trabajar sobre las discrepancias y lograr que afecten nuestra relación lo menos posibles es clave en una relación exitosa.

En este video comparto contigo 3 grandes enemigos que tiene el sexo en la relación de pareja.

¿Tienes una diferencia con tu pareja en cuanto al deseo sexual? ¿Cómo lo manejan? ¿Les ha creado problemas? Comparte conmigo tu opinión en los comentarios.

Derecho de autor: yuriisokolov / 123RF Foto de archivo