Blog

27

Nov

¿Cómo superar la muerte de un ser querido a la distancia? Así lo estoy logrando

Por Bella Filippi.- Fue un martes en la mañana cuando recibí la llamada. No supe qué decir y solo colgué. Me tomo unos minutos entender lo que estaba sucediendo, esa pesadilla que acechaba mis noches se había vuelto realidad, mi abuelo había fallecido.

¿Alguna vez han amado tanto a alguien que cuando se va solo les duele cuando respiran? Así es mi amor por él. Ese hombre que me enseñó tanto desde niña. Me hacía las maquetas para el colegio, tenía la paciencia para explicarme matemáticas y me ayudó a comprarme mi primer carro, ese ser tan único, se me fue.

Estar lejos de casa hace que el dolor sea más agudo. Volví a llamar a mi papá, le pedí disculpas por colgar. Después decidí caminar para aclarar mi mente. Lloré todo el camino, muchos me miraban con desconcierto, me sentía como caminando en un desierto sin reconocer nada a mi alrededor. No podía creer que se había ido.

¿Quién está realmente preparado para un adiós que no sabe cómo pronunciar? Yo no. Creo que simplemente tendré que aprender a vivir con su ausencia.

Si les toca vivir esto, lo lamento de antemano y solo puedo decirles cómo afrontarlo desde mi experiencia, les diré que es lo que he estado haciendo:

1. He dormido todo lo que he podido y he llorado mi tristeza. Un amigo me dijo que tenía tres días para llorar todo lo que quisiera, pero que después de ese tiempo tenia volver a ser fuerte en honor a mi abuelo.

2. He comido. Que es muy importante. Sé que el apetito desaparece, pero no podemos darnos el lujo de caer; la familia nos necesita fuertes.

3. Está bien no salir después del trabajo, está bien no tener muchos ánimos, está bien ver todas las películas en Netflix si solo quieren desconectarse, pero solo por unos dias. Poco a poco iré reincorporandome a la rutina. Me tomo mi tiempo porque nadie entiende ni vive mi dolor como yo.

4. Leyendo. Un libro de 500 páginas, llamado “Las Virgenes del Paraiso”, ha sido mi mejor amigo estos días.

5. He mirado todos los atardeceres desaparecer con una copa de vino desde mi balcón. (Si, solo una copa).

Recuerden que nunca se está realmente solo, hay muchas personas a nuestro alrededor que nos quieren y están pendientes de nosotros. Me ha hecho sonreír al ver como amigos todos los días me escriben para saber cómo estoy, amigos que están en la distancia y recuerdan a mi abuelo y le han dado apoyo a mi familia.

Este tipo de personas son las que llenan un poco el vacío, que son amistades verdaderas, las que están contigo en los momentos que más los necesitamos sin haberlos llamado.

Bella Filippi es administradora de empresas y blogger, puedes seguirla en Twitter en @BellaFilippi y en Facebook facebook.com/bellablogger

Derecho de autor: bialasiewicz / 123RF Foto de archivo