Blog

07

Ene

¿Cómo saber que estás lidiando con una chismosa? 4 claves para descubrirlo

Las personas chismosas son muy peligrosas, no solo porque nos quitan tiempo, incluso pueden llegar a agotarnos, sino que además nos pueden meter en más de un problema. Cuando no estamos seguros de que una persona tenga este perfil, podemos cometer el error de confiarle aspectos de nuestra vida privada, que obviamente serán de dominio público antes de que podamos hacer algo.

Entonces, ¿cómo detectar a una chismosa? Aquí tienes 4 claves para hacerlo.

Siempre te están hablando de alguien: No es necesario que se lo pidas, de hecho incluso si intentas evitarlo esta persona tendrá algo que contarte de alguien, que en ocasiones ni conoces. Esto mismo que hace contigo, seguramente lo hará con otras personas contando cosas tuyas que le confiaste

Le saben la vida a todo el mundo: Se conocen la vida de las personas que le rodean por completo o al menos es lo que parece, porque tendrán un montón de historias de esas personas que no podemos saber si son ciertas o si las inventaron.

No se hablan con algunas personas: Cuando se ven descubiertos y alguien les confronta optan por dejar de hablarle y obviamente no tendrán problema en contarte su versión de los hechos, donde casualmente siempre la otra persona fue la culpable de lo que ocurrió.

Es usuaria asidua de las redes sociales: Siempre estará metida en alguna red social para obtener información de qué están haciendo sus contactos, te pedirá como amiga o te seguirá en tus cuentas y no se perderá ningún movimiento tuyo, así como lo hace contigo lo hará con todas las personas de las que le interese información.

Las personas chismosas nos pueden meter, en muchas ocasiones sin que nos demos cuenta, en medio de un problema o de una situación compleja, por ello, es preferible mantener la distancia con ellas y, sobre todo, no confiarle nada de tu vida.

¿Conoces alguna persona con estas características? ¿Pasaste por algún momento molesto por culpa de una chismosa? Comparte tu opinión conmigo aquí abajo.

Derecho de autor: alexandralexey / 123RF Foto de archivo