09

JUL

¿Cómo recuperar la confianza después de haber fallado en una relación?

Edith Gomez

Blogger

Edith Gómez es editora en Gananci, apasionada del marketing digital, especializada en comunicación online. Se niega a irse a la cama cada noche sin haber aprendido algo nuevo. Le inquietan las ideas de negocio y, más aún, aportar una mirada creativa al pequeño mundo en el que vivimos. Puedes seguirla en Twitter: @edigomben

Nadie es perfecto. Sin embargo, no es una razón suficiente para descuidar el hecho de saber cómo disculparse con alguien cuando has actuado mal. No necesariamente debe tratarse de una infidelidad, simplemente podría ser un momento en que no demostraste apoyo cuando más lo necesitaba.

La clave de cualquier relación duradera es el perdón, pero es muy difícil perdonar a alguien que no se disculpó por sus acciones. A veces, la causa de la finalización de muchas relaciones se debe a la falta de disculpas.

La mayoría del tiempo cuando te disculpas con alguien sinceramente, los dos pueden seguir adelante y continuar buscando una relación saludable. Esto no quiere decir que todos los errores se pueden resolver simplemente con una disculpa. Sin embargo, no hay nada malo en intentarlo.

Entonces, si alguna vez has necesitado saber cómo disculparte cuando realmente has cometido un error, aquí te van algunos pasos para hacerlo.

Busca consejos de personas confiables
Cuando hacemos cosas por las que terminamos teniendo que disculparnos, el motivo no es simplemente lastimar a alguien. A veces lo hacemos desde la ira, la tristeza y un montón de otras emociones. Cuando le haces una confidencia a alguien en quien confías, tienes la oportunidad de realmente expresar todas tus emociones detrás de por qué hiciste la elección que hiciste.

Fuera de eso, la otra razón más importante por la que se busca el consejo de otra persona es porque no se tienen todas las respuestas. La forma en que podrías pensar que es apropiado disculparte, podría ser completamente incorrecta. O podrías hacer una de las peores cosas posibles, no buscar una segunda opinión y terminar convenciéndote de que no necesitas disculparte en lo absoluto.

Acepta y admite tu culpa
Primero que todo, deberías disculparte en persona. Con suerte, verás la importancia de hacerle una confidencia a alguien en quien confías sobre lo que sucedió. Y con suerte te apoyaron y te animaron a disculparte con la persona que lastimaste. Lo primero que debes hacer después de recibir consejos confiables es aceptar el daño que has causado, y disculparte de inmediato.

A ninguno de nosotros nos gusta admitir que estamos equivocados, pero este es un paso muy importante para que la otra persona pueda perdonarte. Admitir lo que hiciste mal le mostrará a la otra persona involucrada que eres consciente de las acciones que le causaron el daño que estás sintiendo.
Aunque es desagradable para ti, merece saber que entiendes las medidas de tus actos.

Únete GRATIS al Círculo Íntimo de Alberto Sardiñas.
Obtén claves para mejorar tu vida personal y de pareja.
Recibe mi libro digital GRATIS con tu suscripción.

Muestra empatía y remordimiento
Algunas personas creen que decir “lo siento” no significa nada, pero eso no es necesariamente cierto. Solo decir “lo siento” no es lo único que importa cuando te disculpes. Sin embargo, sigue siendo una pieza del rompecabezas. Este paso es más “pagar el precio” versus “sentirse bien” por disculparte.
Debes pagar un precio por tus acciones, y la otra persona merece sentirse bien por lo que estás haciendo. Se supone que este paso les ayudará a ambos a sentirse seguros de que la disculpa es sincera.

Mostrar empatía verbal y remordimiento significa decirle a esa persona que comprendes cómo lastiman tus acciones. Esto te da espacio para la creatividad, pero es muy recomendable que le hagas saber a esa persona que sientes lo que estás diciendo. A algunas personas les gusta recibir regalos, y a otras, algún poema o alguna carta.
Aférrate a lo que la persona consideraría un gesto reflexivo y ofrécelo eso como muestra de tu remordimiento.

Presenta una solución en la que puedan confiar
Crea un plan que le permita a la persona con quien te disculpas, tomar tu palabra con confianza cuando le prometes que no vas a volver a cometer el mismo error. No tiene que ser algo minuciosamente elaborado, pero debe ser cierto y confiable.

Sí, eso significa eliminar las líneas de tentación (números de teléfono, seguidores y medios para cualquier otra tentación que puedas tener) y eliminar otras fuentes que causaron el problema en primer lugar.

Tienes que demostrarle que lo dices en serio cuando dices que no volverá a suceder. Si este paso es difícil para ti, piensa en cómo te sentirías si lo que sea que hiciste te sucediera a ti. Deja que eso te motive a seguir con este paso.

No lo arruines otra vez
No revises esto solo para repetir nuevamente el error, pues te merecerás todo lo malo que viene si lo haces. Si notas que aún no cumples tus promesas, y te inclinas hacia lo que te tentó en primer lugar, aléjate de la relación para no volver a lastimar a la persona.

¡Apesta volver a abrir la misma herida!

Derecho de autor: highwaystarz / 123RF Foto de archivo