25

FEB

¿Cómo mejorar tu personalidad?

Edith Gomez

Blogger

Edith Gómez es editora en Gananci, apasionada del marketing digital, especializada en comunicación online. Se niega a irse a la cama cada noche sin haber aprendido algo nuevo. Le inquietan las ideas de negocio y, más aún, aportar una mirada creativa al pequeño mundo en el que vivimos. Puedes seguirla en Twitter: @edigomben

Por Edith Gomez.- Contrario a lo que todos piensan, la personalidad se puede mejorar, y no solo esto, también puede desarrollarse en muchas maneras que anteriormente no entendíamos o creíamos que fueran posibles.

Pero, ¿qué es la personalidad exactamente?

La personalidad es el patrón típico de pensar, sentir y actuar que hace única a una persona. Cuando decimos que alguien tiene buena personalidad, queremos decir que es agradable e interesante para conversar y compartir.

Todos quieren caerles bien a los demás, y para ello, tener una buena personalidad es vital, probablemente más que solo tener buena apariencia. De hecho, aproximadamente el 85% de tu éxito y felicidad será el resultado de cómo interactúes con los demás.

En última instancia, es la personalidad la que determina que las persones se acerquen o alejen de ti. Si bien solo podemos mejorar nuestro aspecto físico hasta cierto punto, tenemos la capacidad de mejorar nuestra personalidad tanto como queramos.

Podemos desarrollar e integrar en nuestras personalidades cualquier rasgo que consideremos adecuado y agradable. ¡Aquí te van algunos consejos que te ayudarán a lograrlo!

Escucha
Jacqueline Kennedy, esposa de John F. Kennedy, fue considerada una de las mujeres más encantadora del mundo por ser una excelente oyente. Era conocida por la manera en que miraba a los ojos de la gente, escuchaba cada una de las palabras y por hacer que se sintieran importantes.
La verdad no existe nada más atractivo que tener a alguien que te escuche con atención haciéndote sentir como la única persona en el mundo.

Lee más y expande tus intereses
Mientras más leas y cultives nuevos intereses, más interesante lucirás para los demás, pues cuando conoces nuevas personas esto te da la oportunidad de compartir todo lo que sabes y de intercambiar tus puntos de vista en base a argumentos sólidos y fiables.

Sé un buen conversador
Esto se refiere a cuánto lees y sabes. Una vez que tienes mucho para contribuir, aprende cómo conversarlo con los demás. Nadie puede leer o saberlo todo, entonces es muy refrescante poder aprender de los demás esas cosas que no tenemos tiempo de aprender por nosotros mismos.

Si eres una persona tímida, únete a grupos que te motiven a hablar sobre todo lo que sabes.

Ten una opinión
No existe nada más agotador que conversar con alguien que no tiene una opinión sobre nada, pues una conversación no tiene a dónde ir si no tienes nada que exponer. Sin embargo, si tienes un punto de vista poco común, o una opinión diferente, es mucho más interesante y estimulante conversar contigo.

Recuerda que una perspectiva única puede ampliar la perspectiva de los demás.

Conoce nuevas personas
Haz un esfuerzo por conocer nuevas personas, sobre todo aquellas que sean distintas a ti. ¿Qué tendría de especial conocer a alguien como tú? Nada, absolutamente nada. Sería muy predecible e incluso aburrido.

Estar con gente diferente a ti no solo te expone a diferentes culturas y maneras alternativas de hacer las cosas, sino que expande tus horizontes.

Sé tú mismo
Otro factor agotador después de no tener opinión es tratar de ser alguien que no eres. Moldearte para encajar y ser aceptado, normalmente, falla. Ya que cada uno de nosotros es único, mostrar esa naturaleza es lo que nos hace más interesantes. Intentar ser la copia de otra persona no solo falla, sino que demuestra una falta de autenticidad y personalidad.

Ten una visión y actitud positiva
¿Quién quiere estar cerca de personas negativas, que se quejan demasiado, o que no tienen nada bueno que decir? (Bueno, muchas veces sin darnos cuenta huimos de este tipo de personas).

En lugar de esto, sé el tipo de persona optimista que ilumina una habitación con su energía tan solo al entrar. Sonríe con cariño y anima a los demás con tu presencia.

Ve el lado gracioso de la vida
Todo el mundo disfruta de la compañía de alguien que les hace reír, así que busca el lado gracioso y extravagante de las situaciones, pues siempre va a existir uno. Cuando puedes agregar diversión y despreocupación a un escenario negativo, todos se sentirán naturalmente atraídos hacia ti, y además agradecidos.

Sé comprensivo
Ser comprensivo es probablemente la cualidad más entrañable que puedes integrar en tu personalidad. Del mismo modo en que recibes apoyo, sé también uno para los demás cada vez que lo necesiten.

Todos amamos a alguien que nos de ánimo, que crea en nosotros y que nos ayude a encontrarnos cuando estamos deprimidos.

Nosotras las personas tenemos el poder y la habilidad de moldear nuestras personalidades de la manera que queremos. Cuando trabajamos en ser nuestra mejor versión, contribuimos con nuestra felicidad y la de los demás.

Edith Gómez es editora en Gananci, apasionada del marketing digital, especializada en comunicación online. Se niega a irse a la cama cada noche sin haber aprendido algo nuevo. Le inquietan las ideas de negocio y, más aún, aportar una mirada creativa al pequeño mundo en el que vivimos. Puedes seguirla en Twitter: @edigomben

Derecho de autor: antonioguillem / 123RF Foto de archivo