09

MAR

De acuerdo a este estudio sufrir una infidelidad tiene un beneficio psicológico

Alberto

Autor, Conferencista e Influencer en Redes Sociales

Personalidad de Medios, Autor, Conferencista e Influencer en Redes Sociales. Sus seguidores en las redes sociales superan la impresionante cifra de 2,6 millones, lo cual lo posiciona como el locutor de radio en español número uno en seguidores en todo Estados Unidos.

El fin de una relación es algo doloroso, incluso más si la razón es que una de las dos personas fue infiel. Sin embargo, como en toda situación negativa, siempre hay algo positivo. De acuerdo a un estudio publicado recientemente, una persona que ha sido engañada, a la larga obtiene un beneficio psicológico de haber pasado por esta situación.

Una infidelidad puede ser muy dolorosa en el momento en el que ocurre, sin embargo con la actitud adecuada podría terminar siendo beneficiosa, de acuerdo a lo que explica el estudio.

Para llegar a esta conclusión los investigadores entrevistaron a 5705 personas de 96 países diferentes que habían pasado por una ruptura, a ellos se les pidió calificar lo dolorosa que había sido la misma de 0 a 10, siendo 0 que no había dolido en lo absoluto y 10 lo más doloroso.

El estudio encontró que en general para las mujeres las rupturas son más dolorosas, pero que lidian con ellas de una forma mucho más sana. Mientras ellas viven su ruptura, conversan acerca del tema con sus seres queridos y siguen adelante, los hombres prefieren tratar de hacerse “la vista gorda” y no lidiar con los sentimientos negativos.

El mismo estudio mostró que cuando ocurre una infidelidad y tu pareja se marcha con otra persona hay un período de crecimiento que, a la larga, termina resultando beneficioso. El estudio encontró que cuando abandonas una relación en la que no eres tratado de manera adecuada tienes una mejor perspectiva de lo que quieres en futuras relaciones.

Los primeros grandes beneficios se pueden observar, según este estudio, tras 6 meses. Luego de ese tiempo se pudo observar que las mujeres que habían sido engañadas tenían mayor inteligencia emocional y más confianza en sí mismas, mientras que los hombres que habían sufrido una infidelidad habían desarrollado personalidades más fuertes.

El estudio asegura que a largo plazo quien pierde es la persona con quien cometieron la infidelidad, ya que quedarse en una relación con esta persona o sentir que esta es una forma adecuada de actuar le dificultará conseguir una relación positiva en el futuro.

Como en muchos casos de la vida, este estudio demuestra que aunque una situación luzca negativa al principio es muy importante fijar nuestra atención a largo plazo para encontrar los beneficios.

¿Por qué un infiel prefiere una doble vida? Lo comparto contigo en este video.

¿Qué te parece este estudio? ¿Crees que es cierto lo que determinó? Comparte tu experiencia conmigo en los comentarios.

Derecho de autor: andreypopov / 123RF Foto de archivo