Blog

12

Dec

7 maneras de aumentar tu autoestima en el trabajo

Por Edith Gómez.- Hoy en día es un común considerar que la competencia es esencial para el éxito en el lugar de trabajo, el logro profesional y la satisfacción personal. Pero sin confianza, la competencia no te llevará muy lejos. Y desafortunadamente, demasiados líderes perfectamente capaces carecen de confianza.

Crear confianza no requiere una revisión completa de la personalidad. En cambio, puedes tomar pasos más pequeños para ser más seguro de ti mismo y aumentar tu autoestima.

Para lograrlo, estas son algunas acciones clave que puedes realizar:

1. Sal de tu zona de confort
Ofrécete como voluntario para un proyecto que te ayudará a desarrollar nuevas habilidades. Solicita un trabajo que se sienta como un estiramiento pero que coincida con tus intereses.

Regístrate para presentar o hablar en un evento y hacer frente a tu miedo a hablar en público, y así encarar directamente a este temor.

2. Visualiza lo que quieres como primer paso para enfrentar un nuevo desafío
Por ejemplo, mírate en el rol que quieres lograr. A los golfistas se les recomienda rutinariamente imaginarse dónde debe viajar la pelota como parte de su swing.

Al imaginarte en el trabajo que deseas, puedes crear esa visión para quienes te rodean también. Date una ventaja al entrar en personaje. ¿Quieres tomar un papel ejecutivo? Asegúrate de vestir, hablar y actuar como un ejecutivo.

3. Evalúa tus competencias
Escribe todas las habilidades que traes a la mesa en este momento. No se te olvide incluir talentos más amplios que pueden ayudar a tu organización a tener éxito, tanto ahora como en el futuro.

Es importante considerar el poder de la inteligencia de conexión. Combinando la diversidad de personas, redes, disciplinas y recursos del mundo, la inteligencia de conexión ayuda a las empresas a impulsar los resultados comerciales más avanzados.

4. Crea tu propio entorno
En lugar de seguir adelante cuando un lugar de trabajo no satisface tus necesidades, dale una nueva forma a través de tus acciones. Trabaja con tu equipo de una manera que se sienta verdadera y honesta, compartiendo tus competencias con total confianza.

Al hacerlo, se marcará una diferencia dentro de tu organización y comenzarás a atraer a personas con valores similares a los de tu equipo. A medida que tu equipo se expanda para incluir a más personas con tu mentalidad, tu entorno evolucionará hacia uno en el que desees trabajar.

5. Que los demás infundan confianza en ti
Las personas que pueden atravesar la burocracia y tomar decisiones rápidamente son recompensadas por tener la confianza para hacer el trabajo.

Según un estudio, el 62 por ciento de los líderes empresariales dicen que están sobrecargados con procesos complicados y esto inhibe la productividad y el rendimiento. Levanta tu mano para abordar algunos de estos proyectos.

Una vez que tus compañeros reconozcan que eres una persona solucionadora de problemas, esto les infundirá confianza. Hacer que otros refuercen esta creencia te ayudará a alcanzar todo tu potencial.

6. Fingir hasta que lo logres
Recuerda que eres más valiente de lo que crees, y más fuerte de lo que pareces, y más inteligente de lo que piensas. Con más o menos el mismo espíritu, eres más competente de lo que crees.

¡Entonces actúa como si lo supieras todo! Adoptar esa mentalidad te ayudará a asumir más riesgos y superar cualquier temor al fracaso.

Ten presente estas palabras: “Siempre que te pregunten si puedes hacer un trabajo, contesta que sí y ponte enseguida a aprender cómo se hace.” Franklin D. Roosevelt.

7. Sé el cambio que deseas ver
Una vez que hayas tomado medidas para construir tu propia confianza, no te olvides de darle una mano a alguien más. A través del coaching y/o entrenamiento empresarial entre pares, puedes asociarte con otros para crear un cambio positivo.

Elige a alguien que trabaje lo suficientemente cerca como para verte en acción. Cada semana, considera una ronda de retroalimentación positiva entre el grupo para discutir acerca de las fortalezas que han mostrado.

Al negarte a aceptar únicamente una actitud autocrítica y ayudarse unos a otros a borrar los puntos ciegos, es posible mejorar la confianza mutua. Mejor aún, estarás ayudando a tu compañero a adelantar a sus prospectos mientras libera talentos que beneficiarán a tu organización.

Edith Gómez es editora en Gananci, apasionada del marketing digital, especializada en comunicación online. Se niega a irse a la cama cada noche sin haber aprendido algo nuevo. Le inquietan las ideas de negocio y, más aún, aportar una mirada creativa al pequeño mundo en el que vivimos. Puedes seguirla en Twitter: @edigomben

Derecho de autor: puhhha / 123RF Foto de archivo