24

FEB

4 tips para criar un hijo optimista

Alberto

Autor, Conferencista e Influencer en Redes Sociales

Personalidad de Medios, Autor, Conferencista e Influencer en Redes Sociales. Sus seguidores en las redes sociales superan la impresionante cifra de 2,6 millones, lo cual lo posiciona como el locutor de radio en español número uno en seguidores en todo Estados Unidos.

El optimismo es un atributo muy beneficioso en la vida si sabemos cómo manejarlo. Ser optimistas, en muchas ocasiones, nos ayuda a emprender cosas que de otra forma no nos atreveríamos a hacer porque pensaríamos, de entrada, que vamos a fracasar. Inculcar el optimismo en tu hijo es darle una fortaleza para su personalidad.

Ahora, ¿cómo lograr que tu hijo sea optimista? Comparto contigo 4 tips para lograrlo.

No te quejes: Los niños aprenden por imitación. Por ello si te observan constantemente quejándote lo más probable es que absorban un enfoque negativo de la vida. Es importante que tengas la capacidad de mostrarles que tu misma eres optimista en general para que ellos tomen esto como una forma de vida.

Usa las situaciones difíciles para mostrarle a tu hijo el lado positivo: De todas las situaciones se aprende. Obviamente para un niño es mucho más complejo ver lo positivo de una situación negativa, por ello es necesario que tu puedas guiarlos en ese proceso. Empezando por las situaciones que le afectan y luego con otras más generales o que te afecten a ti o a la familia.

Dales oportunidades para lograr lo que se proponen: Muchas veces podemos intentar evitar que nuestro hijo fracase en alguna actividad, porque nos genera temor que se haga daño o que esto afecte su autoestima. Pero debemos dejar nuestros temores a un lado y darle todas las oportunidades que necesite para alcanzar su meta y en caso de que falle apoyarlo, si tras varios intentos lo logra esto le mostrará el valor de la persistencia y el optimismo.

Aúpa su esfuerzo: Muchas veces podemos tener la intención de valorar más el talento que el esfuerzo, sin embargo lo primero sin lo segundo no le permitirá alcanzar metas. Por ello la recomendación es auparle cada vez que se esfuerza porque esto le demuestra que cuando pone todo su esfuerzo en algo la posibilidad de lograrlo es mayor, haciendo de él alguien más optimista.

Obviamente el optimismo no es suficiente para alcanzar metas en la vida, pero es más probable que una persona optimista esté dispuesta a intentar algo o a seguir esforzándose tras varios intentos. El optimismo nos ayuda a mantener el empuje tras no haber logrado nuestros objetivos en un primer intento.

En este video comparto contigo varias cosas que deberías decirle a tus hijos a menudo.

¿Te consideras una persona optimista? ¿Crees que estás logrando que tu hijo lo sea? ¿Te parece importante que tu hijo sea optimista? Comparte conmigo tu opinión en los comentarios.

Derecho de autor: yuran-78 / 123RF Foto de archivo