Blog

24

Nov

4 razones por las que no debes ser la amante

La única relación prohibida es aquella en la que te haces daño. Una relación en la que eres “la otra”, creas o no, es una donde te estás haciendo mucho daño. Porque simplemente tú tendrás una serie de expectativas que no podrán ser cubiertas y estarás ayudando a causar un gran daño, además de ayudarle a alguien que es un cobarde emocional a obtener lo que desea sin sacrificar nada.

Estas son 4 razones por las que no debes ser la amante.

Porque es un situación agotadora: Esta es una relación que tienes que mantener escondida. No solo de la pareja de tu amante, sino de todas las personas porque entiendes bien que esto no es algo adecuado y de lo que no te sientes orgullosa. Esta situación simplemente genera un desgaste emocional y físico que no tiene ningún sentido soportar.

Porque mientras lo das todo solo te dan lo que sobra: En este caso tu estás dedicando tu tiempo a la otra persona por entero, mientras que el infiel te da a ti el tiempo que le sobra de su vida. Obviamente un acuerdo muy injusto. Eres mucho más valiosa que las sobras de tiempo de alguien.

Porque te están haciendo perder tu tiempo: Una situación común en estos caso es la eterna promesa del infiel de que va a dejar a su pareja, mientras tu esperas por mucho tiempo que esa promesa se haga realidad. Debes aceptar que no tiene sentido seguir esperando por esto y que si esa persona realmente quiere estar contigo debe hacerlo cuando no tenga compromisos con nadie. Tu tiempo es muy valioso y solo lo estás perdiendo.

Porque te involucras con alguien que podría hacer lo mismo: En el sentido más amplio de la situación. Te estás involucrando con una persona egoísta, mentirosa y cobarde emocionalmente, así que estás expuesta a sus mentiras, su egoísmo y su incapacidad para expresar como una alguien maduro lo que siente. ¿Realmente vale la pena estar con alguien así?

Hay muchas razones por las que ser la amante es un gran error. No solo por aquello relaciona con que le estás permitiendo a alguien engañar a otra persona, sino porque, además, por tu parte no te estás valorando de la manera adecuada, estás aceptando que alguien te dé solamente aquello que le sobra y no puedes vivir el amor a plenitud.

Cuando eres la otra estás atentando contra tu amor propio y autoestima. En este video comparto contigo otras formas en las que atentas contra ti misma.

¿Alguna vez fuiste la amante? ¿Saliste de esa situación? ¿Entiendes el daño que te causa? Comparte tu opinión conmigo en los comentarios.

Derecho de autor: gladkov / 123RF Foto de archivo