17

ABR

3 razones que demuestran que te estás casando por la razón equivocada

Bella Filippi

Blogger

Bella Filippi es administradora de empresas y blogger, puedes seguirla en Twitter en @BellaFilippi y en Facebook facebook.com/bellablogger

Por Bella Filippi.- Les resumiré la historia. Mi amiga se va a casar, pero yo sé que ella no está enamorada. Solo ama el sueño que su “futuro esposo” le está ofreciendo. Ella se siente perdida, como que no consigue su lugar y cree que casándose conseguirá todas las respuestas.

Considero que casarse es un paso importante en la vida de cualquier persona y es una decisión que no debería de ser tomada a la ligera (como se ve últimamente en la sociedad). Si no estás enamorada ahora que estás a punto de caminar vestida de blanco, ¿cuándo crees que lo estarás? El amor es algo que puede nacer con el tiempo, de eso estamos claros porque así lo dice mi abuela, pero en estos tiempos, si no sientes al menos el compromiso hacia los sentimientos del otro, ¿cómo pretender que una relación (y no aplica solo para las relaciones de pareja) va a funcionar?

¿En dónde está escrito que tenemos que casarnos para ser alguien? ¿Casarnos es lo que nos hace emocionalmente estables? La respuesta a todas estas preguntas es no.

Analicemos algunas de las razones equivocadas por las cuales la gente se casa:

1. La bendita presión: Todos tenemos una amiga, una abuela o un entorno que nos dice “¿cuándo te vas a casar? Se te está acabando el tiempo”. Si algo he aprendido es que el tiempo de Dios es perfecto y que cuando presiono las cosas, nada sale como yo esperaba. Creo que es el momento para que el mundo entienda que no tenemos “algo malo” por el simple hecho de estar solteras. Simplemente sabemos que nos gusta y que ya no tenemos las energías para estar saliendo con cualquier tarado que luce normal y después resulta ser otro casanova más. Prefiero que llegue solito.

2. Mi amiga “Soledad”: Si no sabes estar contigo, ¿cómo pretendes estar con una pareja? Esa soledad no se va nunca, sigue ahí. Primero tienes que aprender a estar sola, con tu silencio, con tus demonios. Algunas personas están tan vacías, emocionalmente hablando, que creen que casarse es la solución a su problema. Aquí entran también las personas que no tienen inteligencia emocional.

3. Hambre (y no me refiero a comida): El sexo es algo importante en cualquier relación de pareja. Es ahí, en esas cuatro paredes, donde esas dos personas resuelven sus problemas, pero el sexo no lo es todo en una relación. ¿Qué pasará después de que hayas saciado tu deseo y te enfrentes a una realidad donde no es todo tú, si no que ya son dos?

Habría más matrimonios exitosos si la gente se tomara el tiempo de conocerse a sí mismos. No todo será color de rosas, todos tenemos días buenos y días malo. Ahora imaginen eso estando al lado de alguien con el que no estás segura de tus sentimientos. Todo llega cuando tiene que llegar y, mientras no llega, ¿por qué no mejor disfrutamos del paisaje?

Bella Filippi es administradora de empresas y blogger, puedes seguirla en Twitter en @BellaFilippi y en Facebook facebook.com/bellablogger.

¿Crees que tienes mala suerte en el amor? Mira, en este video sobre cómo determinas esa “suerte”.

Derecho de autor: tanialerro / 123RF Foto de archivo